Saltar al contenido

Escuela de artes mauricio rocha

febrero 13, 2023
Escuela de artes mauricio rocha

Conferencia en memoria de Sandra Vivanco: Elena Tudela

Mauricio Rocha estudió arquitectura en el Taller Max Cetto de la Facultad de Arquitectura de la UNAM y fundó el Taller Mauricio Rocha en 1991. A lo largo de treinta años de práctica profesional, ha desarrollado proyectos públicos y privados, así como obra museística, arquitectura temporal, arte e intervenciones efímeras. Mauricio trabaja con el objetivo de desarrollar una arquitectura contemporánea sensible a su contexto y al medio ambiente, combinando materiales locales con la tecnología disponible. La dignidad y calidad de los espacios es una constante en todos los proyectos de la firma, buscando siempre el equilibrio perfecto entre presupuesto, contexto, tipología y, por supuesto, el usuario.

Mauricio ha recibido importantes premios, individualmente y con el despacho, como la Medalla de Oro en la octava Bienal de Arquitectura Mexicana en 2004 y la undécima Bienal en 2010, y reconocimientos en la Bienal Panamericana y la Bienal Iberoamericana de Arquitectura. En 2013 la Facultad de Arquitectura de la UNAM le otorgó la Cátedra Federico Mariscal, su máximo reconocimiento a la práctica profesional. Recibió el reconocimiento Emerging Voices que otorga la Architectural League de Nueva York a ocho despachos de arquitectura estadounidenses. En 2019, la Academia de Arquitectura de Francia le otorgó la Médaille d’Or Palmarés. En 2020, ganó el Brick Award por la excelente arquitectura de ladrillo y sus arquitectos. Más recientemente, en 2021, Mauricio fue invitado como curador en el Pabellón de México de la Bienal de Arquitectura de Venecia. Sus proyectos han formado parte de numerosas exposiciones y bienales de arquitectura tanto nacionales como internacionales; algunos de sus proyectos forman parte de la colección del Centro Pompidou en París, Francia.

  Escuelas de artes visuales en monterrey

Revisión final de la UTSOA – Igor Siddiqui, Vertical Studio

así como en muchas ciudades de México. Su trabajo ha sido publicado en Praxis, The Architectural Review, Arquine, Obras, Enlace y Poliéster de la Ciudad de México, y en10x10: 100 Architects, 10 Critics (Phaidon) en 2005 y en Domus Italia en 2008.

La Escuela de Arquitectura y Diseño Fay Jones fue clasificada en el puesto 19 de la nación en general -y octava entre las universidades públicas- para 2013 en la encuesta anual de “Las mejores escuelas de arquitectura y diseño de Estados Unidos”, publicada en el número de noviembre/diciembre de 2012 de DesignIntelligence.

Iasd jardim bangu

A lo largo de su historia, la arquitectura mexicana ha manifestado cierto grado de autoconciencia histórica y preocupación por la identidad. El Museo Anahuacalli de Diego Rivera y Juan O’Gorman en Ciudad de México es un caso particularmente intrigante. Anahuacalli es uno de los varios proyectos desarrollados a mediados del siglo XX que ilustran un debate sobre la idoneidad del modernismo para la arquitectura mexicana. La reciente ampliación del Taller Mauricio Rocha introduce una elaboración contemporánea en esta rica conversación arquitectónica.

Como en muchos otros países, en la década de 1940 México fue testigo de un creciente escepticismo hacia el modernismo entre sus arquitectos, cuando la Segunda Guerra Mundial arrojó largas sombras sobre las promesas del progreso tecnológico. Aunque en un principio se adoptó la estética maquinista como herramienta para el proyecto nacional posrevolucionario, con el tiempo surgió un lenguaje más experimental en un intento de trabajar en diálogo con el territorio y la identidad de México, concretamente con la herencia de las culturas precolombinas.

  Partes de la escuela en kaqchikel

Beca Presidente Néstor Kirchner 2011-2012

La pátina que adquiere un edificio con el paso del tiempo y el uso es de esperar y puede ser algo hermoso, pero el rápido deterioro de un edificio relativamente joven como el de la Escuela de Arte de Mauricio Rocha en Oaxaca, inaugurada en 2008, es chocante y huele a chapuza. Lev Bratishenko habló con Rocha sobre los antecedentes del estado actual del edificio.

Solemos hablar de los edificios como si estuvieran en un estado final -terminados, en ruinas, sin construir, demolidos- y no en un proceso constante. Como una foto de un partido de fútbol, esto permite que las contingencias temporales aparezcan como construcciones estables, por lo que siempre es buena idea preguntarse hasta qué punto el arquitecto fue responsable de un edificio tal y como se vive hoy.

Un buen ejemplo de ello es la Escuela de Bellas Artes de Mauricio Rocha para la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), inaugurada en 2008. Su extraordinario diseño resguarda una pequeña ciudad de edificios de estudio y patios del resto del campus, utilizando una construcción experimental de tierra apisonada en una región sísmicamente activa y donde la experiencia en el uso de esta tecnología era limitada. Cuando visité el edificio a principios de 2014, me encontré con signos de una adolescencia difícil: paneles de cristal rotos, finas fracturas en los muros de tierra, bordes erosionados, farolas que sobresalían torpemente de los muros y un auditorio central recién reconstruido.

  Escuela de artes plasticas de la unam
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad