Saltar al contenido

2 timoteo 3 16 17 escuela biblica

diciembre 19, 2022
2 timoteo 3 16 17 escuela biblica

2 timoteo 3:16-17 sermón

Cada herramienta finamente elaborada está diseñada para un propósito. Podemos enorgullecernos de poseer cierta herramienta, pero su verdadero beneficio no se ve en la posesión de ella, sino en su utilización. La herramienta es capaz de hacer trabajos que ninguna otra herramienta puede hacer.

La gloria de la herramienta consiste en verla utilizada para su propósito final. Del mismo modo, el pueblo de Dios está buscando el poder de Dios para trabajar en sus vidas a través de Su Palabra para que puedan vivir para lo que fueron hechos. El apóstol en 2 Timoteo 3:16-17 capta perfectamente este aspecto de la vida cristiana.

Aunque consigamos otros recursos, nunca dejes que disminuya tu gran confianza en la Palabra de Dios. El propósito de otros libros debe ser permitir que Dios nos hable más claro a través de Su Palabra y del mundo.

El uso adecuado de la Palabra de Dios requiere una relación adecuada con Dios mismo. El Espíritu Santo es el intérprete e iluminador de Su Palabra. Si tenemos un pecado oculto o un profundo resentimiento acumulado en nuestros corazones contra Dios u otros, no podemos esperar que entre en nuestras mentes esa corriente de la gracia de Dios a través del poder de Su Palabra. Nuestras almas no están preparadas para ello o ni siquiera lo desean en ese momento.

¿Cuál es el significado de 2 Timoteo 3/16-17?

2 Timoteo 3:16-17 muestra el poder y el propósito que Dios tiene para Su Palabra, la Biblia, en nuestras vidas. Esto se convierte en la Meta del Discipulado para nuestras vidas.

¿Qué significa el versículo 2 Timoteo 3/16?

2 Timoteo 3:16, NLT: Toda la Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos comprender lo que está mal en nuestras vidas. Nos corrige cuando nos equivocamos y nos enseña a hacer lo correcto.

  Escuela de herradores de colombia

2 timoteo 3:16-17 reflexión

Al hojear las páginas de las Escrituras, que nos han llegado a ser tan familiares, resulta desafiante y asombroso considerar Quién se esconde tras esas páginas inspiradas y el significado eterno de su contenido. La Palabra de Dios escrita no es sólo una colección de libros curiosos, escritos en la antigüedad. Las Escrituras son una revelación directa del Dios vivo a su pueblo nacido de nuevo, y haríamos bien en tomarnos cada página a pecho.

La biblioteca completa de sesenta y seis libros es un todo poderoso, vivo y unificado. El aliento del Espíritu Santo de Dios, imprimió luz divina, vida, poder y esperanza en ese texto sagrado. El Espíritu Santo de Dios, que en tiempos pasados movió a los profetas de antaño a escribir las palabras sagradas de la Escritura, es el mismo aliento de Dios que infunde vida al espíritu del hombre cuando nace de lo alto.

Él ilumina nuestras mentes con la verdad, inspira nuestro corazón con entendimiento espiritual y da discernimiento piadoso a todos los que han sido salvados confiando en la muerte, sepultura y resurrección del Señor Jesucristo. Él nos dice el final antes del principio. Él disipa nuestro temor, para evitar que tropecemos. Él nos da Su paz perfecta en nuestros corazones y una confianza inquebrantable en el evangelio de Cristo.

2 timoteo 3:16 ilustración

Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, equipado para toda buena obra. (2 Timoteo 3:16-17)

  Principales funciones del director de escuela

Pablo afirmó con elegante finalidad que “toda la Escritura es soplada por Dios”. Se puede escuchar el significado de la transliteración de la palabra griega Theopneustos (“inspirada por Dios” -Theo significa “Dios” y “pneustos” significa aliento). Más literalmente: “Toda la Escritura es insuflada por Dios”. Cuando hablas, tu palabra es “respirada por ti”-tu aliento, condicionado por tu mente, se derrama en el habla. Tú exhalas tus palabras. Esta creencia de que las Escrituras fueron “insufladas por Dios” expresa perfectamente la opinión de los judíos del siglo I sobre los escritos del Antiguo Testamento.1

La Iglesia primitiva creía exactamente lo mismo. Como declaró Pedro: “Ninguna profecía de la Escritura proviene de la propia interpretación de alguien. Porque ninguna profecía fue producida por voluntad humana, sino que los hombres hablaron de parte de Dios llevados por el Espíritu Santo” (2 Pe. 1:20, 21). Las Escrituras del Antiguo Testamento eran el aliento de Dios, las palabras de Dios.

2 timoteo 3:16 lección de escuela dominical

Después de señalar en el versículo anterior la importancia de las “Sagradas Escrituras” como fuente de sabiduría para la salvación, Pablo hace una de las afirmaciones más importantes y más citadas de toda la Biblia: “Toda la Escritura es soplada por Dios”. La “Toda la Escritura” en este caso se refería más específicamente al Antiguo Testamento, ya que el Nuevo Testamento completo aún no existía. Cuando Pablo escribió estas palabras, aún no se habían escrito libros como el Evangelio de Juan y el Apocalipsis. Sin embargo, este principio seguiría aplicándose a toda la Escritura dada por Dios, incluidos los 27 libros del Nuevo Testamento. Los escritores del Nuevo Testamento reconocieron la Escritura tal como fue escrita (2 Pedro 3:15-16).

  Saludo matinal escuela de pastoral letra

La descripción aquí de la Palabra de Dios es el griego theopneustos. Se traduce literalmente como “inspirada por Dios”. Los autores humanos pusieron las palabras por escrito, a través de sus propias perspectivas y estilos personales. Pero la fuente última de esta información no es humana, sino divina. La lengua griega hace que esta descripción particular sea aún más compleja. La raíz griega de la palabra pneo se usa para viento, aliento, espíritu o “el” Espíritu. Es un juego de palabras que Jesús utiliza cuando habla con Nicodemo (Juan 3:8). En un sentido simbólico, en griego, la palabra que utiliza Pablo es un modelo de la propia Biblia: una extensión de la voluntad de Dios, formada a partir de Su espíritu, en forma escrita.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad