Saltar al contenido

Escuelas del perdon y la reconciliacion

diciembre 16, 2022
Escuelas del perdon y la reconciliacion

Desafío de política pública de Fels – Agrupaciones de Paz

Los conflictos tienen efectos duraderos en nuestra psique. Moldean nuestras creencias y pautas de comportamiento, y si no se produce la curación, la violencia resultante de estos conflictos se transmite a las generaciones futuras, continuando los ciclos de violencia. El coste de la violencia continua es asombroso, y el peaje que la violencia cobra en la sociedad es inconmensurable.    ¿Cuáles son las causas profundas que mantienen tan viva la violencia? Nuestras creencias, percepciones y proyecciones ocupan un lugar central. Estos procesos crean la forma en que vemos al “otro”, lo que a su vez aviva el fuego para que se produzca más violencia. Entonces, ¿cómo podemos cambiar nuestra forma de pensar sobre el otro de una manera que sea más abarcadora – más completa – para poder ver al “otro” como un ser humano – un ser humano que es capaz de infligir dolor – un ser humano que también puede estar sufriendo – y, en última instancia, un ser humano que no es muy diferente de nosotros mismos? Sanar las heridas de la historia a través del perdón es una salida práctica, y una vía que une a las personas en lugar de destruirlas.

Kris Vallotton – Perdón vs. Reconciliación

El perdón y la reconciliación pueden darse en todos los ámbitos de la experiencia humana, incluidos los niveles individual, comunitario, nacional y transnacional. En esta sección de la Caja de herramientas comunitarias, exploraremos estos aspectos comunes pero complicados de nuestra existencia humana, describiremos su importancia para el bienestar personal y comunitario, e ilustraremos, con muchas historias de la vida real, cómo pueden aplicarse de manera positiva para sanar y fortalecer tanto a las personas como a las comunidades.

  Autoevaluacion institucional de una escuela

En cualquier debate sobre el perdón y la reconciliación, es importante hacer una distinción entre ambos antes de analizar cada uno de ellos en mayor detalle. Por un lado, perdonar no significa necesariamente reconciliarse con el malhechor. Puede haber buenas razones para no querer reconciliarse. La reconciliación es una opción más. Por otro lado, es casi imposible reconciliarse con alguien a quien no se ha llegado a perdonar.

El perdón es la decisión de principio de renunciar a tu justificado derecho a la venganza; también requiere que el que perdona reconozca que el ofensor es “humano como yo mismo”. Como ha escrito el filósofo y poeta británico David Whyte: “Es esa parte nuestra herida… que no olvida la que… hace del perdón un acto de compasión más que de simple olvido”. Tras una herida, un dolor o una atrocidad, el perdón puede aportar resolución y libertad. Es una forma práctica de evitar que el dolor del pasado defina el camino del futuro.

Perdón y reconciliación

El taller ESPERE -el programa de Escuelas de Perdón y Reconciliación desarrollado por la Fundación para la Reconciliación en Colombia- le ayudará a comprender el papel crucial que desempeña el perdón en la restauración.

Las Escuelas de Perdón y Reconciliación ESPERE desarrolladas por la Fundación para la Reconciliación en Colombia han enseñado la práctica del perdón a 2,2 millones de personas en 22 países desde 2002.

  My little pony escuela de la amistad

ForGiving ForRestoring Canada (FFC) es una organización sin ánimo de lucro dedicada a difundir el poder del perdón por todo el país. Creemos que el perdón es el camino hacia una paz sostenible. Creemos que el perdón puede aprenderse y fomentarse. Estamos asociados con la Fundación para la Reconciliación en Colombia y Forgiveness International en Norteamérica para promover el avance de una pedagogía y una cultura del cuidado, el perdón y la restauración.

Una conversación sobre el perdón, la reconciliación y la curación

Por lo general, los psicólogos definen el perdón como una decisión consciente y deliberada de liberar los sentimientos de resentimiento o venganza hacia una persona o grupo que te ha hecho daño, independientemente de si realmente merecen tu perdón.

Por el contrario, el perdón aporta paz mental al que perdona y le libera de la ira corrosiva. Aunque existe cierto debate sobre si el verdadero perdón requiere sentimientos positivos hacia el agresor, los expertos coinciden en que al menos implica dejar atrás sentimientos negativos profundamente arraigados. De este modo, te capacita para reconocer el dolor que has sufrido sin dejar que te defina, permitiéndote sanar y seguir adelante con tu vida.

Para saber más: Lea el ensayo del experto en perdón Fred Luskin, “¿Qué es el perdón?”, y las reflexiones de Jack Kornfield sobre lo que significa perdonar. Obtenga más información sobre la investigación del perdón en este resumen de estudios clave y el reciente libro blanco, y considere: ¿Hay algo imperdonable?

  Escuela de peluqueria y barberia

A menudo pensamos en el perdón como un acto bondadoso y magnánimo, un acto de misericordia o compasión hacia alguien que nos ha hecho daño. Si bien eso puede ser cierto, la investigación realizada en las últimas décadas ha revelado enormes beneficios personales del perdón también. De acuerdo con esa investigación, aquí están algunas de las formas más convincentes en que el perdón es bueno para nosotros, nuestras relaciones y nuestras comunidades.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad