Saltar al contenido

Escuela normal rural de ayotzinapa

diciembre 14, 2022
Escuela normal rural de ayotzinapa

Iguala, guerrero

“Cuando nos enteramos de que habían disparado a Aldo, decidimos correr [desde la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero] a Iguala e ir a ayudar a nuestros compañeros”, dijo, recordando el día que ha perseguido a muchos en México durante cinco años.

Cuando Cruz y sus amigos llegaron a Iguala, a 120 km de la escuela rural de Ayotzinapa, y alcanzaron a uno de los dos grupos de compañeros que habían requisado tres autobuses, se encontraron con asientos “agujereados por las balas” y “charcos – charcos – de sangre”.

Después de que los periodistas acudieran al lugar, un grupo de lo que, según Cruz, parecían civiles y las fuerzas policiales volvieron a abrir fuego contra ellos. Fue una larga noche y Cruz consiguió escapar con vida. Tres de sus compañeros murieron -uno con visibles signos de tortura- y decenas más resultaron heridos, según él.

Según los relatos de los estudiantes recogidos por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), era una tradición anual -y tolerada- que estudiantes de magisterio de todo el país tomaran autobuses interurbanos junto con sus conductores para dirigirse juntos en caravana a concentraciones y protestas importantes.

Iguala, méxico peligroso

Las Escuelas Normales Rurales fueron parte esencial de los proyectos educativos que auspiciaron los gobiernos del México posrevolucionario. Fueron creadas para combatir la ignorancia y la miseria, y se convirtieron en una herramienta de transformación social y cultural.

Durante la década de los 40 se detuvo la intención original y desde entonces se convirtieron en una prioridad baja para la Secretaría de Educación Pública. Las Escuelas Normales se convirtieron en centros de lucha y resistencia, lugares en los que defender la educación pública como un derecho humano; un derecho para los más pobres entre los pobres.

  Escuela normal primaria profr enrique zamora palafox

Desde finales del siglo XX y principios del XXI, los gobiernos han intensificado su lucha contra estas escuelas para hacerlas desaparecer en un intento de privatizar la educación, estos centros educativos constituyen algunos de los principales focos de resistencia. La falta de inversión y los intentos de reformar los planes de estudio han sido contestados por una juventud que se niega a obedecer. El Frente Zapatista de Liberación, específicamente de Ayotzinapa, compartió y reconoció durante la Otra Campaña -en 2006- la difícil situación de estas escuelas rurales.

Después de ayotzinapa

La Normal Rural de AyotzinapaA finales de noviembre de 2014 hice un viaje con la reportera Carol Pires de la revista Piaui de Brasil para entender más a fondo lo que estaba sucediendo en el estado de Guerrero en contexto con lo ocurrido en Iguala en la trágica noche del 26 de septiembre con los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa. Estuvimos tres días, hablando con alumnos y padres de familia. A mediados de diciembre volví con el periodista Heriberto Paredes, de la Agencia Subversiones, y pasé cuatro días más con los estudiantes, acampando con otros periodistas en el dormitorio-cambiador junto a la piscina, casa del estudiante de 4º curso, Yoni. Esta selección de imágenes muestra el hogar y centro de aprendizaje de los 560 (menos los asesinados y desaparecidos en los últimos 3 años) estudiantes que están en proceso de convertirse en maestros, que pronto serán los que eduquen a los niños en las zonas más remotas de México.  + Una selección de imágenes fue publicada en el sitio web de la revista brasileña Piaui en enero de 2015. En septiembre 26 de 2015 en el aniversario de un año de la desaparición en los estudiantes, el periódico online mexicano Horizontal.mx publicó la galería:Normal Rural de Ayotzinapa: Sobrevivir después de la catástrofe con una selección de estas imágenes.  * Guerrero, México. 2014

  Escuela normal miguel f martinez

Actualización sobre los 43 estudiantes desaparecidos en méxico

Un hombre observa un mural en el interior de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, en Tixtla, México, el 6 de octubre. Dos semanas después de la desaparición de 43 estudiantes en un enfrentamiento con la policía en una zona rural del sur de México, decenas de padres se han reunido en la escuela normal de maestros, también conocida como Ayotzinapa, que se suponía iba a ser la vía de escape de sus hijos de la vida como agricultores de subsistencia.

La Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos es una de las 16 escuelas normales que surgieron de la revolución mexicana hace casi un siglo. En los últimos años, las escuelas se han convertido en bastiones de la política de izquierdas.

El periodismo de Monitor cambia vidas porque abrimos esa caja demasiado pequeña en la que la mayoría de la gente cree que vive. Creemos que las noticias pueden y deben ampliar el sentido de identidad y posibilidad más allá de las estrechas expectativas convencionales.

  Escuela primaria anexa a la normal

“Muchas cosas que acaban” siendo significativas, escribe el científico social Joseph Grenny, “han surgido de talleres de conferencias, artículos o vídeos en línea que empezaron como una tarea y acabaron con una percepción. Mi trabajo en Kenia, por ejemplo, estuvo muy influido por un artículo del Christian Science Monitor que me había obligado a leer 10 años antes”. A veces, llamamos a las cosas ‘aburridas’ simplemente porque están fuera de la caja en la que nos encontramos”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad